octubre 08, 2012

La independencia tiene límites



"La última palabra siempre es una cifra."

Este es el reportaje de Noticias Uno del
22 de julio , obra maestra de la desinformación, acerca de un tema tan sensible como la calidad del agua de Bogotá, nada menos:
el noticiero se hizo a unos análisis de laboratorio y decidió hacer con ellos escándalo.
como no se pronunció el gerente ni los subalternos, el reportero se permitió interpretar los análisis científicos a su acomodo.
hablando de 'el agua que se consume en la capital', confundiendo deliberadamente los análisis del agua cruda con los del agua de consumo.
haciendo preguntas hipotéticas a una empleada de laboratorio para editar y pegar 'agua contaminada, gastroenteritis, cólera…'

Por ser Noticias Uno y por haber tenido este video más de 5mil reproducciones en Youtube, es que me parece un tema extremadamente grave. Máxime cuando los periodistas no parecen querer rectificar, sino bien al contrario, abundar en la desinformación.


La primera finalidad parecía ser desprestigiar al alcalde Petro, que les cae gordo.


Utilizar la pluma para lograr darle verdaderas contorsiones olímpicas a la información es un método que le ha dado resultados a cecilia orozco, directora del noticiero, para destilar sus odios personales. Desafortunadamente goza de un gran prestigio o nadie quiere caer en su pluma –no sé cual de las dos–. Entonces que aproveche para filtrar verdaderos esperpentos entre unos cuantos buenos reportajes, no parece molestar a nadie.


(Click para ver los diálogos)








Ante una manipulación tan irresponsable de un tema tan grave, el alcalde Petro anuncia demanda y –otra vez– salta el gremio solidario, se trepan por las cortinas, se agarran del techo, gritan libertad de prensa, derecho a opinar, derecho del público; no tememos al poder (como si no fueran un poder: y terrible); los grandes cacaos matoneando, cero elegancia; qué belleza, la solidaridad de cuerpo…

Consiguen refuerzos para el matoneo, abundan en la desinformanción asegurando que son crítica sana y hasta le
pasan la cuenta al alcalde, háganme el favor: ahora resulta que las valientes denuncias que presentó Petro en el senado, fueron posibles gracias a los periodistas.

la explicación
no les satisface porque son buenas noticias: el agua de Bogotá respeta los más altos estándares internacionales. Cualquier experto que hiciera una lectura científica de los análisis lo hubiera dicho. (de pronto lo dijo, pero eso no nos lo mostraron).
En cambio, insisten en 'la presencia de la bacteria E-Coli en una parte del agua de Bogotá' sin decir qué parte.
Insisten en confundir los informes internos del acueducto, del agua cruda, con los análisis efectivos del agua de consumo.
El rumor no es que el informe exista, el rumor es que el agua de la ciudad esté contaminada. Eso es falso.
Cuando el entrevistado niega que el agua de la capital esté contaminada, ellos aseguran que está negando la existencia del informe.
Y cuando, para evitar conflictos, la administración anuncia que no habrá denuncia, reaccionan con mezquindad triunfalista.

Estoy por creer que les gusta pasearse peligrosamente sobre los límites de la injuria y la calumnia para provocar que las víctimas invoquen su derecho a demandar. Eso a los periodistas no les choca, al contrario: les permite hacer su show heroico de vez en cuando.
editorial

Pero el gran @pelucavieja ya acuñó un término para eso…





Durante las semanas siguientes siguen explotando el tema con toda clase de sesgos, tirando de los cabellos situaciones ajenas al análisis verdadero de la calidad del agua de la ciudad. Realizando análisis en otros sectores servidos por acueductos veredales o en construcciones con precarias instalaciones sanitarias. Y siempre generalizando situaciones particulares.

Pero la gota que derramó el vaso de incredulidad que fueron llenando durante tres meses, es el informe que presentaron, con evidente mala fe, el 29 de septiembre.


Noticias Uno no sólo no rectifica sino que
persiste y firma utilizando la misma fórmula perversa, pero esta vez echaron mano de la chambonada.
De entrada el título triunfalista 'El acueducto reconoce la presencia de bacterias' acusando de mentiroso al alcalde de sesgadita… [Falso: la alcaldía no ha negado la presencia de coliformes en el agua cruda. Ha negado, con razón, que el agua que se consume en la ciudad esté contaminada]
Aseguran que 'en el líquido que se consume en la ciudad hay presencia de coliformes' [falso: no es en el agua que se consume, es en el agua cruda, antes de entrar en la planta de tratamiento]
El hecho de que el agua que sale de la planta de tratamiento a la red de distribución, es decir el agua que consumen los bogotanos, sea 'absolutamente pura' es un detalle irrelevante: ellos siguen teniendo razón. [Bueno, admitamos que es pura en un 99,98% para que nacho no se agarre de ahí, para asegurar que el agua de consumo está contaminada…]

El secreto es no tener en cuenta la lectura científica de los resultados de laboratorio cuando no conviene a los fines del reportaje. Para nada se menciona la
certificación sanitaria de la secretaría de salud. La finalidad reiterativa: sembrar la duda sobre la calidad del agua que consumen los ciudadanos de la capital.












Entre la hiel de cecilia orozco y la arrogancia de ignacio gómez es cada vez más difícil discernir la verdad, aunque aún vayan surfeando sobre la credibilidad que forjó para ese noticiero Daniel Coronell, a estas alturas ya cabe preguntarse cuáles son las verdaderas motivaciones puesto que siempre invocan el bien común, el derecho del público a estar informado.

Pero así responden a las dudas del público:







Como siempre los brutos somos nosotros, el público, que no queremos aprender. Entonces yo quiero hacerle sólo un par de preguntas a los brillantes periodistas, porque es verdad que cada vez entiendo menos. Con las proporciones que dicta daniel coronell, uno podría envenenarse lavándose los dientes:
¿En su casa consumen agua del tubo para la sed, para los jugos, para cocinar, para ducharse?
¿Ustedes se lavan los dientes con agua embotellada?


Aclaro que no soy 'petrista' ni 'antipetrista'. Yo al alcalde le deseo que le vaya bien, no más. Pero sí es evidente que recibe más palo que su cuota. Hay tantos odios, tanta mezquindad y tantas razones para darle clavo en esa ciudad tan maltrecha, donde todo es un parto, que resulta sorprendente, por decir lo menos, que NoticiasUno decida atacarse con tanta saña a una de las pocas cosas de mostrar que tiene la capital: la calidad de su agua. Y que lo haga de manera tan burda, dejando en evidencia que la finalidad no es informar sino atacar, crea dudas muy serias acerca de sus verdaderas motivaciones.


Si fuera RCN o Caracol uno podría pensar que están emprendiendo una campaña de consumo masivo de agua embotellada… Ahh, un momento… pero si NoticiasUno ahora tiene pauta de POSTOBÓN. Qué raro, esa marca que siempre ha sido publicitada exclusivamente por sus propios medios…


Entonces, ya entrados en suspicacias…¿quién controla
la calidad del agua embotellada y dónde están los estudios? ¿ni una palabra sobre la industria del agua embotellada ni sobre su huella ecológica ?


Esto de la pauta hace rato me viene incomodando. He preguntado sobre el hecho de que sea la periodista presentadora la que haga una cuña en forma de reportaje de la Nueva EPS, pero a mí nadie me contesta. Los periodistas tienen todos los derechos de cuestionar, ninguna responsabilidad de responder. Sólo que en el mismo noticiero del 29 de septiembre donde estaban mintiendo sobre el agua, omitieron olímpicamente mencionar la
investigación que la Contraloría le abrió a dicha empresa por posible detrimento patrimonial de más de 200 mil millones de pesos y desviación de recursos.

Uno podría pensar limitaciones de tiempo, pero no. Ocho días después, no sólo no hablan de la investigación, sino que presentan un reportaje sobre los problemas de las
otras eps.

De la generosa Nueva EPS, adivinen: sólo
gente cuidando gente (observen el uso de logo a pesar de que nada tiene que ver la Nueva EPS con la buena obra que presentan. Y esto es así en CADA noticiero).


Aquí el que quedó como un dulce gatito es julito, al lado de la cecilia, que resultó una leona en cuestiones de pauta.


Muy doloroso. Ojalá yo esté muy equivocada…







----------------------------------------------------------------



La siguiente es la respuesta de Nacho Gómez. Mis comentarios están intercalados, en este formato.








Apreciada bloguera,

Esta carta responde a la pieza “La independencia tiene límites” en la que se pone en duda la independencia de Noticias Uno y en la que se presenta un análisis que mezcla su interpretación de las historias publicadas por Noticias Uno, con los mensajes en tuiter que usted, nosotros, otros protagonistas de la historia y terceros han publicado en relación con varios informes sobre los análisis del laboratorio de aguas de Bogotá.
Su argumento central es que Noticias Uno cometió un error en la primera noticia de la serie y, como a la directora “le cae gordo” Gustavo Petro y/o yo soy un arrogante, en vez de rectificar hemos emprendido una campaña de desprestigio contra el alcalde y el agua de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, EAAB, que es un capital de la ciudad. Quisiera que, además de los argumentos que usted expuso, considere, si así lo tiene a bien, los siguientes; porque responden a varias de las inquietudes y le podrían aportar a usted y sus seguidores alguna información de interés.
Como usted lo informa, la primera noticia fue publicada el 22 de julio de 2012. Dos semanas antes de esa publicación, el reportero Felipe Romero llevó a nuestro Consejo de Redacción un informe del análisis micro-bilógico hecho por el Laboratorio de Aguas de la EAAB, en el que un científico planteaba la dificultad para eliminar cepas de E-Coli, que no reaccionaban a los tratamientos, igual que las tradicionales. Como es norma en Noticias Uno, le pedimos al reportero que consiguiera los comentarios de la EAAB al respecto y, cuando él nos planteó, las dificultades que había para hacerlo aplazamos la historia.
Una semana más tarde, resolvimos publicarla, a pesar de la ausencia de respuestas de la EAAB, con las explicaciones de una autoridad científica (la directora de un laboratorio microbiológico certificado por Bureau Veritas) sobre el tipo de micro-organismos mencionados en los reportes. El lunes siguiente, cuestionado por colegas de otros medios frente al reporte de Noticias Uno, el alcalde Gustavo Petro y el gerente de la EAAB, respondieron que dicho informe no existía y anunciaron que presentarían una demanda contra Noticias Uno.


Ni el alcalde, ni el gerente de la EAAB han negado la existencia de los análisis. ¿Cómo podrían?. Es claro que todos los acueductos deber realizar análisis de potabilidad. Desde el día siguiente al primer reportaje, en entrevista con El Espectador el gerente Bravo admite su existencia pero refuta la lectura amañada que hace NoticiasUno de un reporte de análisis, creando dudas sobre la potabilidad del agua que consumen los bogotanos.
El procedimiento de la Alcaldía fue diferente a lo que la Ley y la jurisprudencia constitucional consideran apropiado frente a una información presuntamente falsa o incorrecta (para formular una solicitud de rectificación) o con el propósito de hacerle daño a una persona (en el caso de las denuncias por delitos de prensa). Tanto el Congreso como la Corte Constitucional plantean que el reclamo debe venir de parte del afectado y que el medio debe estudiar esta solicitud y proceder a rectificar la información falsa o errónea. Al calor de una acusación grave como la que había hecho el alcalde a cinco días de nuestra siguiente emisión, el subdirector tuiteó declarándose a la espera tanto de la solicitud de rectificación de la Alcaldía y la EAAB. Ningún miembro del equipo de Noticias Uno convocó a la solidaridad de los medios de comunicación o los periodistas frente al tema y, que tengamos nosotros noticias, ningún otro ciudadano lo hizo. Es más, la noticia se publicó en El Espectador y otros medios, sin que a nadie de Noticias Uno se le pidiera una explicación frente a la acusación pública que hacía el alcalde.
No puede entonces predicarse que el gremio periodístico intimidó al alcalde y lo hizo desistir de reclamar frente a lo que él creía que era una información falsa o errónea de Noticias Uno, porque él encontró eco en los demás medios de comunicación, que resolvieron ignorar nuestro derecho a la réplica y publicar las afirmaciones del alcalde sin contraparte.

Pugna entre Gustavo Petro y Daniel Coronell
Diferente actitud tomaron concejales de diferentes grupos políticos en el Concejo de Bogotá, que le pidieron al gerente de la EAAB las copias del informe o hacer una exposición sobre su inexistencia. A los convocantes al debate, la EAAB les envió una versión posterior del informe al que se refería Noticias Uno, en el que se omitía la información crítica; planteó que el agua a la que se refería el informe era a la de la Red de Abastecimiento (es decir, la que ingresa a las plantas de tratamiento); aseguró que nunca se había detectado E-Coli en la Red de Distribución (la que llega a los hogares) y desarrolló su argumento según el cual los informes internos de la EAAB deben ser considerados información estratégica y en el mismo sentido excluidos del conocimiento público.
El siguiente informe de Noticias Uno dio cuenta de las respuestas del gerente de la EAAB, pero como había claras evidencias de que en los informes de la EAAB cierta información entraba y salía, según el destinatario, resolvimos hacer una prueba como las que centenares de medios de comunicación han hecho en sus ciudades del mundo: contratar un laboratorio certificado por el Bureau Veritas, para que verificara la calidad del agua que toman los bogotanos de diez casas de diez localidades seleccionadas al azar.
Dos de estas muestras tenían micro-organismos por encima de lo que ordena la norma. Nuevamente le informamos de nuestro hallazgo a la EAAB y nuevamente su gerente o vocero se negó a comentar el hecho. Luego de la publicación y a través de terceras personas, supimos que su explicación tenía que ver con el hecho de que no se podía descartar una contaminación del agua dentro de las viviendas. Hubiera sido oportuno y justo para nuestra audiencia contar con este comentario al aire. Pero, contrario a lo que decía el emisario de la EAAB, no se podía presumir que una de estas viviendas fuera lo que en el tuit-debate se llamó EdificiosEnvenenados; se trataba de un jardín infantil que, como todo establecimiento abierto al público, debe cumplir con los requisitos sanitarios mínimos establecidos por la Secretaría de Salud de Bogotá precisamente para evitar riesgos sanitarios a sus usuarios y sin el cual no podría recibir alumnos.
Es ahí donde la marrana tuerce la cola. Hacen diez análisis y sólo presentan dos resultados, nada que ver: el de un acueducto veredal y el de una construcción precaria, muestra tomada después del contador de la EAAB. Les tocó ir lejos para encontrar esos resultados. De los otros ocho, ni mu.
Siempre el tono de los reportajes deja dudas a los ciudadanos sobre la calidad del agua que consumen.
La reserva que el gerente de la EAAB reclamaba frente a la información a su cargo, no estaba contemplada en la ley, según la sentencia del Consejo de Estado que lo forzó a entregar los informes a los concejales que los reclamaron. En un párrafo de las respuestas, la EAAB retomaba el tema del E-Coli y certificaba que 2, entre más de 14 Mil muestras tomadas, habían resultado positivas en la Red de Distribución (es decir, en la que llega a los hogares, antes de pasar por el contador de las casas). Estas respuestas fueron el sujeto de la más reciente nota de Noticias Uno, que es la que parece haberla impulsado a usted a decir que rebosamos la copa de la intolerancia frente al alcalde Gustavo Petro y el agua de Bogotá.
Esta vez el reportero de Noticias Uno hizo fila con sus colegas, cuando el gerente de la EAAB se dispuso a recibir a la prensa. El gerente aceptó las preguntas, pero en su respuesta principal desarrolló su inconformidad con la sentencia del Consejo de Estado y así se informó, tal vez con tono triunfalista después de una noticia que había generado grave estrés en la redacción. Sí había muestras positivas de E-Coli en la Red de Distribución del agua de Bogotá bajo el control absoluto de la EAAB. Noticias Uno debe estar alerta para evitar que las emociones del equipo de redacción provoquen en la audiencia reacciones diferentes a la sensación de sentirse bien informada.
Nuestra información inicial era correcta. Por supuesto no vamos a rectificar la verdad y es la verdad lo que hemos dicho al aire.
No, no, no.
Todo lo demás –y otros comentarios sueltos en tuiter–, es carreta: chismes ahí, que demuestran que NoticiasUno tiene problemas de comunicación con la administración distrital y/o divergencias graves, tal vez justificadas, con el gerente de la EAAB. Todo bien: si es un corrupto, denle clavo. Pero no jueguen con una información tan delicada como la calidad del agua que consumen casi nueve millones de bogotanos. No sean tan irresponsables. Eso es pecado.
Es un pecado de lesa naturaleza.
LA INFORMACIÓN NO ERA CORRECTA: CREARON UNA ALARMA INJUSTIFICADA EN LOS CIUDADANOS A PROPÓSITO DEL AGUA QUE CONSUMEN. No es alucinación mía. Así lo registran los ciudadanos que se han pronunciado y todos los medios de comunicación en los días siguientes al reportaje inicial: Además de la entrevista de El Espectador arriba citada, Semana RCN Caracol
Que las primeras muestras presenten bacterias ANTES de entrar en la planta de tratamiento, es perfectamente normal: para eso pasa el agua por la planta de tratamiento. Que, en términos absolutos, se encuentren 0.02% de bacterias en los análisis mensuales del agua de consumo, es una excelente noticia; que no se haya detectado la bacteria E-Coli a la salida de las plantas de tratamiento es LA noticia. La tolerancia de la OMS es de 5%: el agua que consumen los bogotanos respeta los más altos estándares internacionales de calidad.
Esto es lo que NoticiasUno se resiste tercamente a admitir. Este es el único punto que en realidad está en discusión.
Lo demás se lo pueden dejar a la sección de chismes, pero como no tienen, se lo pueden dejar a 'sweet, el dulce sabor…'
Otro incidente ocurrió el sábado, cuando nuestro reportero David Tarazona se ofreció para conseguir respuestas del alcalde en una rueda de prensa y se sintió maltratado como persona y como emisario de Noticias Uno. Esta vez un tuit-debate con el alcalde Gustavo Petro fue el que inspiró el Qué Tal Esto del siguiente día y un nuevo conflicto que se expresó desde ese día y hasta hoy en tuiter.
Tal como tú lo planteas, el agua de Bogotá es un preciado capital de la ciudad. Eso es lo que legitima las preguntas de nuestros periodistas, que aún no tienen respuesta.
Desde mi perspectiva, tan personal y única como la tuya, el conflicto no es que la independencia de Noticias Uno haya llegado a su límite, porque nuestro esfuerzo de más de una década ha sido para formar una audiencia capaz de comprender verdades difíciles y con criterio para escuchar planteamientos diferentes al suyo. Esa es nuestra idea de la independencia y sigue incólume.
Nuestras noticias están disponibles y cualquiera es libre de hacer comentarios sobre ellas inclusive si no las han visto. No importa si en la comunidad intérpretes de la información de Noticias Uno sobre Bogotá hace mayoría un grupo de defensores de oficio de la gestión del alcalde Gustavo Petro. Este grupo se caracteriza por su acoso a quienes divulgan lo que ellos (y a veces el alcalde) consideran ataques personales. Pero le aseguro que este no es el caso, aunque así lo digan decenas de tuiteros: aquí no hay ningún ataque personal. Como ciudadano, soy admirador de la carrera política del alcalde; lo considero un ejemplo por su capacidad para reconocer los errores propios (haber pertenecido a la guerrilla) y ajenos (la parapolítica) y para corregir (o por lo menos denunciar) lo que no deja nacer el país que todos soñamos. Me atrevo a decir, que ese es un valor que Noticias Uno comparte con el alcalde. Pero como periodista tengo que pedir y encontrar respuestas a los asuntos de interés público.
Obviamente se perdió el tono y el tema fundamental se enredó en tuiter los reclamos de Noticias Uno y de la Alcaldía sobre quién persigue a quién. El tema que preocupa a nuestra audiencia auténtica no es ese; es el agua, la salud pública, la existencia de muestras de una bacteria llamada E-Coli. Es un tema legítimo; miles de ciudades en la actualidad lo están discutiendo en la prensa. La audiencia de Noticias Uno está en capacidad de analizar las respuestas más complejas, más allá de que alguien crea que estamos hablando del Apocalipsis.
Este ya es un tema contaminado, porque cualquier alusión a él, va a ser reinterpretada en tuiter como otro ataque de Noticias Uno contra el alcalde, aunque por nuestra parte hay un declarado propósito de mayor tolerancia frente a las alusiones directas de los funcionarios a Noticias Uno. Encontrar las respuestas que planteamos hace meses, en este contexto, representa otro reto extraordinario que afrontaremos tratando de dar lo mejor de nosotros.
Finalmente agradezco su sesudo análisis y sus preguntas, que me estimularon para hacer esta reflexión.
Muchas gracias por su respuesta, de veras. Es muy reconfortante ser tomada en serio y obtener respuesta de alguien tan importante como usted.
Sólo que no resolvió mis verdaderas inquietudes. Entonces me voy a permitir enumerarlas para que le quede más fácil responderlas:
¿En su casa consumen agua del tubo para la sed, para cocinar, para los jugos, o utilizan agua en botella de plástico?
¿En su casa se duchan y se lavan los dientes con agua del tubo, o utilizan agua en botella de plástico?
¿De acuerdo con los resultados de análisis a los que NoticiasUno ha tenido acceso y a los certificados de la Secretaría de salud, el agua que consumen los bogotanos respeta los más altos estándares de calidad? ¿No? ¿Tiene Noticias Uno datos concretos o siquiera indicios de que el agua que consumen los bogotanos esté contaminada? [La respuesta debe ser científica. Le puede pedir a un biólogo o a un ingeniero que le sople].
¿Le parece mejor idea que los nueve millones de bogotanos compren agua en botella de plástico?
¿Por qué no presentan a los bogotanos resultados sobre la calidad del agua vendida en botellas de plástico? [Es bien sabido que, a menudo, es agua del tubo…]
[¿Por qué NoticiasUno utiliza la credibilidad de la periodista presentadora para lavarle la cara a una empresa de dudosa ortografía (NuevaEPS)? ¿No cree que las personas que estén escogiendo EPS tienen derecho a saber que los recursos para atender su salud podrían ser desviados para beneficio ilegal de los dueños de esa compañía?]
Está bien, si no quiere no me conteste, pero deje claro en su noticiero los puntos 3, 4 y 5, se lo ruego. Tómelo como la solicitud de rectificación de una víctima. Es la única respuesta que he querido desde el principio, usted lo sabe. Su pelea es con el gerente Bravo: la mía, con los vendedores de agua en botellas de plástico.
Ya no jodo más. Gracias por su atención,

Mónica Sánchez Beltrán

@navegandita


 
---------------

A Daniel Coronell,

Si no quiere hablarme está muy bien. Lo que no está bien, es que pase por detrás acusándome, ante sus decenas de miles de seguidores y sobre todo ante los míos, de tergiversar o de mentir a propósito de lo que han dicho en NoticiasUno, cuando sólo los he citado. Y también es feo no responder cuando yo le pido precisiones a ese propósito, con el fin de rectificar, si he cometido algún error. A mí, rectificar no me molesta. Al contrario.
Yo ni siquiera me he dirigido a usted, ni tenía claro si usted todavía estaba vinculado a NoticiasUno, pero por lo visto no sólo lo está, sino que sigue siendo el dueño. Esta debe ser la razón de su molestia conmigo porque considera que yo le doy mucho clavo a su noticiero. Es verdad que me refiero sólo a él porque es el único que veo. Y en semana, esencialmente escucho las noticias de la RadioNacional.
Usted sabe que no soy la única que se ha quejado del deterioro en la calidad del noticiero desde que lo dirige cecilia orozco. Bien pueda empútese conmigo todo lo que quiera a causa de mis críticas, pero eso es como ‘vender el sofá’. En mi vida no cambia nada, sólo voy a dejar de ver el noticiero para no tener que mortificarlo cuando vea algo inconveniente. También sabe que yo no nací el día de los que se quedan callados ni de los que se arrugan.
Bien pueda empútese y si no quiere responder tampoco importa. Puede seguir haciendo pucheros, pero también puede aprovechar para reflexionar a cerca de si dejó su patrimonio y su credibilidad en las mejores manos. Si algo queda claro es que no soy la única que lo piensa. Pero tal vez soy la única que se lo dice de frente.

Bueno, chau,

Mónica Sánchez Beltrán




ACTUALIZACIÓN

http://noticiasunolaredindependiente.com/archivos/57788